Charito Rojas: El síndrome del candidato sordo

Franceschi en las redes

  “La política es más difícil que la física”. Albert Einstein (1879-1955), físico alemán de origen judío, nacionalizado norteamericano, Premio Nobel de Física, considerado el más importante científico del siglo XX.

Como periodista he seguido de cerca a unos cuantos candidatos y a sus campañas, y puedo decirles que todos, sin excepción, sufren del “síndrome del candidato sordo”. Aquel hombre que solía escuchar a sus consejeros, que buscaba a la prensa para que lo promocionara, que aceptaba la ayuda y presencia de cualquiera que pudiese sumar para lograr la candidatura, de pronto se convierte en un ser aislado, que permite que su entorno lo encierre en una torre de marfil y que cree que es el papá de los helados… porque ya es “el candidato”.

No leen la prensa, no oyen críticas, solo confían en sus más íntimos y llevan adelante una campaña según sus propios criterios y los de su más personal confianza. Suelen buscar asesoría extranjera y dan por descontado que van a ganar la elección porque ya ganaron la candidatura. Y siempre están rodeados de adulantes que les hacen creer que todo lo que dicen y hacen es maravilloso. Quien se atreva a decirle en público lo contrario es inmediatamente execrado por el candidato y su comando.

Eso era lo que pasaba antes. Pero ahora tenemos un aditamento: los seguidores están tan desesperados por ganar y salir de la pesadilla que azota al país por ya casi 14 años, que ellos también están sufriendo el síndrome. No quieren escuchara nadie y enfurecen ante la menor crítica al candidato y su campaña.

Lo que está ocurriendo con Rafael Poleo, que afronta una lluvia de insultos y maldiciones porque se atrevió a decir que la campaña de Capriles no estaba caminando, que las encuestas son desoladoras y que es necesario enderezar el rumbo de la campaña y del discurso del candidato, es reflejo de la distorsión política que vivimos donde el ciudadano tiene que escoger entre blanco y negro, obligado a obviar los demás colores.

Otro columnista, Alberto Franceschi, imploraba en su columna digital:”Capriles, déjese ayudar”. Lo que está sucediendo es que vemos un candidato joven, con discurso demócrata y ganas de ganar, desperdiciado en una campaña dirigida por su entorno, con despego total de los políticos, profesionales y técnicos más peso pesados del país agrupados en la MUD. Esos mismos que estuvieron casi un año haciendo estudios y elaborando un manual de gobernabilidad que se refleja en el programa de gobierno más completo y explicado que haya tenido el país.

Los pre candidatos, todos con exitosos discursos personales, tienen relativa figuración en la campaña. Se está perdiendo la asertividad de María Corina Machado, la popularidad de Pablo Pérez, las agallas de Diego Arria, las denuncias de Pablo Medina. Sólo Leopoldo López está en el círculo íntimo de una campaña dirigida por la misma gente que hizo la campaña pre candidatural de Capriles, que no es ni siquiera la gente de Primero Justicia, pues hasta el mismo Julio Borges está marginado de ese comando.

Ignoramos quién es el responsable de la evaluación de la campaña y cuanta sea la comunicación entre el candidato y la Mesa de la Unidad, pero a Capriles no se le puede olvidar que no es el candidato de su tajada de Primero Justicia, sino de toda la MUD, constituida por más de 60 partidos y organizaciones, y debe estar en sintonía con ella, utilizar la gente valiosa y experta en campañas que allí hay.

Capriles tiene que escuchar a quienes, como él, tienen el mismo objetivo: ganar las elecciones en 7 de octubre. Las críticas, todas, están generadas por la gran preocupación sobre la eficiencia del discurso del candidato y su penetración en las mayoritarias clases populares. Antes que enfurecerse por las objeciones de analistas de oposición, el candidato debe detenerse a pensar en ellas, acercarse a la Mesa de la Unidad y redireccionar el contenido de mensaje hacia quienes son blanco fácil de las dádivas del candidato oficialista.

El candidato no debe perder tiempo con audiencias que ya están convencidas de votar por él. Tiene una gran oportunidad por delante y debe aprovecharla y rendirla. El está obligado a responder a esa gran masa de venezolanos insatisfechos y darle esa esperanza que convenza al votante.

El discurso de Capriles es democráticamente correcto, pero le falta algo: eso que los políticos y periodistas veteranos llamamos “burdel”. Justamente lo que le sobra a su oponente. Ese es el discurso que entiende el pueblo. ¿Casa por casa? Sí, pero donde se puedan ganar votos, no donde están ya ganados.

Estamos a menos de cinco meses de las elecciones, todavía a tiempo de darle a esa campaña el giro con garra que requiere, de contar con todos los elementos de fortaleza, de revivir el clima eufórico de la precampaña, cuando todos los precandidatos andaban por el país explicando por qué hay que cambiar de Presidente y de forma de gobierno. Capriles tiene que escuchar, no a las encuestas que tal vez como dice él están compradas, sino a quienes queremos que gane.

El candidato tiene que preguntar por qué con la falla que hay en los servicios públicos, por qué si no cumple con las promesas de vivienda y empleo, por qué si la mayoría de la población detesta el concubinato con Cuba, por qué si muchos reconocen que éste no es un gobierno democrático, ¿por qué continúan diciendo que van a votar por Chávez?

Para ganar, el candidato necesita de toda esa inmensa fuerza humana que se movilizó para las primarias y que ahora está expectante. Si Capriles y su gente no abandonan el síndrome del candidato sordo, escuchan las críticas, se integran a la Mesa de la Unidad, echan mano de todo el recurso humano del que disponen, le meten candela al discurso y se van a buscar votos donde actualmente no los tienen, tendremos que darle la razón a Diosdado Cabello (¡qué horror!) cuando dice que la única estrategia de ganancia de la oposición es esperar que el otro candidato se muera.

Aquí entre nos

*Les recomiendo la lectura del blog del experto petrolero Gustavo Coronel, quien vivió muchos años en Carabobo, y hoy como tantos venezolanos, viviendo fuera del país, pero sin dejar de estar en cercana conexión. El muy acertado Coronel tiene el blog www.lasarmasdecoronel.blogspot.com, cuyo lema es: “Dedicado a documentar los abusos de poder del régimen chavista, para el conocimiento de la gente de hoy y de la gente del futuro”. Investigación, información y opinión caracterizan este sitio. En su última edición, Coronel escribió “Doce problemitas venezolanos”, cuyo criterio comparto. Esos “problemitas” a los cuales tiene que enfrentar un gobierno democrático son: 1. La desintegración operacional, financiera y moral de PDVSA. 2. La situación de inseguridad en la calle y la tragedia carcelaria. 3. La quiebra de la CVG. 4. Un ejército alzado contra la constitución y las leyes. 5. Un sistema judicial en manos de hampones. 6. El narcotráfico metido en el gobierno o, más apropiadamente, el gobierno metido en el narcotráfico. 7. El aislamiento internacional de una Venezuela reducida a la categoría de estado forajido. 8. La declinación de las reservas internacionales operativas y la ubicación desconocida de unos $60.000 millones fuera de Venezuela (¿Cuba, China?). 9. La candidatura presidencial de un inválido, la cual podría resultar ganadora. 10. El clima generalizado de corrupción que existe en el país, alimentado por chavistas y no-chavistas que han formado una alianza anti-venezolana. 11. El desastre portuario y la pudrición de la comida importada. 12. La situación caótica del agro y de la agro-industria”. Entre otros “problemitas”, diría yo.

* Sólo 6 de las 33 leyes promulgadas por el Presidente Hugo Chávez tienen que ver con la emergencia de lluvias, que fue la justificación en diciembre de 2010 para darle una Ley Habilitante. Como para disimular, esta semana sacó un decreto prorrogando el estado de emergencia por lluvias en estado como Falcón, Nueva Esparta, Vargas, Miranda y otros donde ya no hay tal emergencia. La semana pasada firmó otro decreto en los mismos términos para cuatro estados más, incluido Carabobo. Pa’ que crean que debe seguir habilitado porque según él, hay un diluvio sobre Venezuela.

* Honorable decisión de la Universidad de Carabobo conceder el Doctorado Honoris Causa más que merecido a Rafael Reif, el maracucho que se graduó de ingeniero en la UC y que ahora, después de años de productiva labor, ha sido nombrado Presidente del MIT (Massachussetts Institute of Tecnology), calificada por su excelencia como la tercera universidad del mundo. Reif compitió con otros cien profesionales de primera línea para obtener el cargo, un logro increíble para quien llegó a Estados Unidos recién graduado en la UC, sin siquiera hablar inglés. Ahora es un pionero en nanotecnología, tienen 5 patentes registradas y cinco libros sobre sus avances científicos. Abrió el MIT a la educación en línea y fue su administrador en época de crisis sin afectar la calidad académica, con un presupuesto de 50 millones de dólares anuales, once millones menos de lo que cuesta a Venezuela tener un piloto en la Fórmula 1. Pronto tendremos al venezolano Rafael Reif, haciéndonos sentir orgullosos, acá en Carabobo para recibir el Doctorado de su primera Alma Máter.

Hasta el próximo miércoles

Charitorojas2010@hotmail.com
twitter@charitorojas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *